sábado, 6 de diciembre de 2008

Ahorro en la compra: productos de temporada

Ahorrar en la compra a veces es tan simple como comprar productos de temporada y a poder ser cultivados cerca de nuestros municipios. Estamos acostumbrados a tener frutas y hortalizas los 365 días del año pero si compramos fuera de temporada esto se convierte en un lujo y pagamos un importante sobrecoste (ley de la oferta y la demanda). En cambio, los productos de temporada y de la tierra acostumbran a ser más sabrosos y también más económicos. Y si buscamos en nuestro entorno seguro que no nos resulta tan difícil encontrar algún agricultor que en verano nos venda un par de lechugas y algún kilo de tomates a la semana a un módico precio.

1 comentario:

trencadis dijo...

Buenos consejos. Con un poco de austeridad y pillería se puede ahorrar mucho y ser más feliz. En mi blog escribo ideas y trucos para consumir de forma sostenible y sacar el máximo provecho a nuestro dinero.